Tickets (o la octava maravilla del mundo)

También los podemos llamar entradas, vouchersbonos…Pero, por encima de cualquier cosa, su denominación más extendida es Tickets. El que vemos en la fotografía de más arriba es nada menos que un  ticket que se podía utilizar bajo la autorización de las fuerzas armadas británicas en la Segunda Guerra Mundial para realizar transacciones en las cantinas. Con esto podemos comprobar lo extendido que ha sido su uso a lo largo de la historia, y también la flexibilidad que es intrínseca a su propio ser.

Si lo pensamos un poco, los tickets son exactamente lo mismo que el dinero. Pero actúan de manera distinta: mientras que el dinero es el medio con el que conseguir un fin, los tickets ya son ese fin. Un ticket te permite acceder tanto a un espectáculo que te cambiará la vida como a la Catedral más hermosa del mundo. Un Ticket to Ride adonde queramos. Ya lo cantaban los Beatles.

Y es que poco a poco nos hemos ido dando cuenta de la futilidad de la vida. De lo poco que sirve tener muchas cosas si no has hecho ninguna. Mientras que hace unas generaciones lo principal era comprar y gastar el dinero en aquello que nos podía un nivel de status superior, de la forma más materialista posible, lo que hemos podido comprobar en los últimos tiempos es que esta tendencia se ha invertido. Ahora nos gastamos mucho más dinero en hacer cosas, en experiencias. Dicho de una manera más poética, en enriquecer nuestras almas y no nuestra codicia.

Los tickets permiten exactamente eso: compramos sueños por cumplir, caminos por los que aventurarnos y adrenalina con la que sentirnos vivos. Compramos contemplar la belleza que es capaz de crear el ser humano.

No se ha podido cargar la imagen de Museo del Prado para Aravolo
Eso lo pinto yo.

Todo esto no ha hecho más que aumentar con la llegada a nuestras vidas de Internet y de todas sus capacidades ilimitadas. No hace falta nada más que un simple click para estar a un paso de lo que deseamos. No tendrás nada más que hacer salvo imprimir, presentarlo en el sitio que hayas elegido y disfrutar construyendo tus recuerdos. Y eso es algo que debemos hacer todos los días de nuestra vida.

4 comentarios sobre “Tickets (o la octava maravilla del mundo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s