Aravolo. Sonríe con nosotros

Si conoces Aravolo seguramente será porque has comprado alguna entrada para cualquiera de los muchos servicios que ofrecemos. Sino, lo más probable es que te suene a chino. Y no culpamos a nadie por ello. Es algo completamente normal. Pero con este texto intentaremos que descubras un poco más sobre nosotros, sobre las personas que hemos ido creando y creciendo con un proyecto innovador y diferente, con el que intentamos día a día llenar con un poquito de felicidad las vidas de todos nuestros clientes. Que aprendas un poquito de chino, al fin y al cabo.

Empecemos por lo básico, ¿qué significa Aravolo? ¿De dónde viene esta palabra? Aunque parezca algo muy extraño no lo es tanto. Nuestra empresa nació en Valencia, tierra de las flores y el azahar, y decidimos que lo mejor era hacer un pequeño homenaje a esta encantadora ciudad. Y, como queríamos una plataforma rápida y sencilla, algo que pudiera reservar tanto un recepcionista sin tiempo ni para respirar como una adorable abuelita que quiere llevar a su nieto a divertirse, decidimos bautizar este proyecto con un nombre que te inspirará velocidad, pero también algo grande, algo que te hiciera surcar los cielos: Aravolo, que significa literalmente Ahora Vuelo en valenciano. No creo que haya mejor forma de empezar.

Pero todos los comienzos son difíciles. No os imagináis la de veces que nos han preguntado de dónde venía ese nombre, las veces que lo hemos tenido que deletrear, las veces que nos han apuntado como Aralolo, Alabolo…Pero lejos de desanimarnos por nuestro rebautizado nombre árabe, no dejamos de repetirlo para que todo el mundo pueda volar, y no cesaremos hasta que cualquiera diga nuestra marca como la de Coca Cola.

Pero vayamos a lo más importante: las personas. Puede que nunca nos lleguéis a ver, pero detrás de cada ticket que habéis comprado y que sigáis comprado hay un equipo que se esfuerza cada día para que nunca tengáis ningún problema con ellos. Nuestras oficinas se paralizan con cada incidencia y hasta que no la resolvemos no se vuelve a lo anterior. Porque sabemos que no hay nada peor que unas vacaciones frustradas. Puede sonar a tópico, pero en nuestro proyecto sí que pensamos que el cliente siempre tiene la razón y por eso hacemos lo que haga falta para encontrar el camino de cumplir con esto.

Pero esa convicción no se podría seguir sin el increíble grupo de personas que forma(mos) Aravolo. Comenzó con dos personas, nuestro director y una ingeniera informática, que poco a poco fueron desarrollando el proyecto. Esto se fue ampliando hasta convertirnos en lo que somos ahora, pero no os podéis imaginar los cambios que ha experimentado desde aquellos primeros días en los que celebrábamos cada venta con champagne, como si de una gran victoria deportiva se tratara. El proyecto ha ido creciendo con cada nueva persona que se incorporaba a él, y creo sinceramente que no podía haber un equipo mejor que el que hemos formado, y es que nuestra diversidad ha hecho que las piezas del puzzle se juntaran sin problema.

En Aravolo podéis encontraros con comerciales con más de quince años de experiencia, con ingenieros que aunque hayan salido hace relativamente poco de la universidad parece que lleven haciendo esto toda su vida, con licenciados en administración reconvertidos a pulpos multitarea o con un director que es difícil de ver por la velocidad a la que se mueve. Hasta conmigo, un sociólogo reciclado en escritor al que le encanta dinamitaros con palabras. Todos tenemos nuestras manías y nuestras adicciones: algunos se podrían tirar una tarde entera mirando videos de gatos, otros buscando furgonetas y otros vibrando con el fútbol. Algunos hasta harían manualidades con mucho arte para regalar. Yo mientras estaría abrasándoles cual lava candente con mis divagaciones musicales. Y lo más maravilloso de todo es que hemos podido encajar a la perfección, creando un ambiente de trabajo perfecto para poder dar siempre lo mejor de nosotros para vosotros.

Y es que con el gran equipo que tengo mi alrededor lo único que puedo hacer si alguna vez habláis conmigo es sonreír y ayudaros. Lo mismo que hacemos todos nosotros cuando llegamos cada mañana al trabajo.

 

5 comentarios sobre “Aravolo. Sonríe con nosotros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s